Kodak anuncia una mayor pérdida en el segundo trimestre

sábado 4 de agosto de 2012 12:33 CEST
 

(Reuters) - Eastman Kodak publicó el viernes una pérdida más amplia para el segundo trimestre, en momentos en que se prepara para una crucial subasta en la que espera vender más de 1.100 patentes para ayudar a pagar a sus acreedores de la quiebra.

La compañía de Rochester, Nueva York, dijo que su pérdida trimestral se incrementó un 67 por ciento a 299 millones de dólares, o 1,10 dólares por acción, desde 179 millones de dólares, o 67 centavos, un año antes.

Excluyendo costes relacionados a su reorganización, la pérdida del segundo trimestre totalizó 139 millones de dólares, dijo Kodak.

Los ingresos cayeron un 27 por ciento a 1.080 millones de dólares, reflejando lo que Kodak denominó su salida del negocio de las cámaras digitales, menores ventas de los tradicionales productos y un dólar estadounidense más fuerte.

Kodak está vendiendo más de 1.100 patentes de imágenes digitales, que cubre tecnología utilizada en las cámaras digitales, teléfonos inteligentes y tabletas.

La compañía dijo que ganó más de 3.000 millones de dólares en ingresos desde 2001 tras autorizar estas patentes, que constituyen aproximadamente una décima parte de su cartera de patentes.

Una subasta de estas patentes está programada para comenzar el 8 de agosto y Kodak dijo que la empresa ganadora sería anunciada para el 13 de agosto.

Kodak sigue en litigio con varias compañías por algunas de sus patentes, incluyendo Apple, el fabricante del iPhone, iPod y el iPad; y Research in Motion Ltd, que fabrica el BlackBerry.

Kodak se declaró en bancarrota el 19 de enero tras no lograr mantener su ritmo ya que muchos de sus clientes y rivales cambiaron hacia la fotografía digital desde la fotografía con película.

 
Eastman Kodak publicó el viernes una pérdida más amplia para el segundo trimestre, en momentos en que se prepara para una crucial subasta en la que espera vender más de 1.100 patentes para ayudar a pagar a sus acreedores de la quiebra. En la imagen, de 19 de enero, un hombre pasa por delante de la sede de Kodak en Rochestre, Nueva York. REUTERS/Adam Fenster