Los hospitales de EEUU dan poco respaldo a la lactancia

miércoles 3 de agosto de 2011 17:26 CEST
 

"La leche materna hace muchas cosas", dijo Frieden. "Es la nutrición perfecta para un bebé. La leche materna inicial tiene anticuerpos muy importantes que se pasan al niño. El bebé no puede crear sus propios anticuerpos hasta que tiene unos seis meses de edad", explicó.

Varios estudios han demostrado que los niños amamantados durante al menos nueve meses tienen un 30 por ciento menos de posibilidades de padecer sobrepeso, comparado con los que nunca fueron alimentados con leche materna, puntualizó Frieden.

No está totalmente claro por qué la lactancia materna reduce la obesidad, indicó, describiendo la relación entre ambas como "compleja".

Una hipótesis es que cuando los bebés son amamantados, tienen más control de la cantidad de leche que están consumiendo, dijo Cria Perrine, especialista en epidemiología de los CDC.

La lactancia materna también ayuda a la salud de la madre, reduciendo su riesgo de cáncer de pecho y de ovario, agregó Frieden.

El lanzamiento del informe se produce en la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra en más de 170 países.